Colocación de baldosas granito
Colocar sobre una base de hormigón bien nivelada con cemento cola y doble encolado (suelo y parte posterior de la baldosa) para asentar perfectamente la baldosa.
Junta fina (1-2 mm) a rellenar con mortero cementoso líquido. Para baldosas de color liso se puede usar una lechada del mismo tono siendo en este caso necesario realizar un pulido abrasivo posterior.
Suelos radiantes o exteriores requieren una junta más gruesa (min. 2 mm)

Pulido abrasivo para nivelar y embellecer el suelo
Se recomienda pulir la superficie con un disco diamante de grano 600 al terminar la colocación para limpiar restos de obra, nivelar y/o igualar el tono y brillo de las baldosas.
Seguidamente se debe aplicar un sellador tapa-poros.
Si desea más brillo se puede abrillantar el suelo con una máquina rotativa y cera. El proceso de pulido es similar al que se aplica a suelos de mármol, piedra natural o terrazo.
Este trabajo debe ser realizado por una empresa especializada en suelos de mármol o piedra natural.

Suelos de tráfico normal – imprescindible sellar
El sellador tapa-poros es un producto líquido que penetra y sella los poros superficiales de la baldosa limitando la absorción de líquidos y grasas para una mayor protección contra manchas.
El sellador se aplica tras la colocación y rejuntado de las baldosas sobre un suelo perfectamente limpio y seco.
Aplicar el producto con pincel o rodillo de lana poco cargado ya que las baldosas se saturan rápido. Usar un trapo para igualar la distribución y eliminar cualquier exceso de producto.
Restos de sellador no absorbido por las baldosas secará en la superficie dando lugar a manchas brillantes o amarillentas que solo se pueden eliminar con máquina rotativa y disco de fibra.

Suelos de tráfico intensivo: cristalizar y endurecer el Granito
La cristalización endurece e impermeabiliza las baldosas mediante un proceso mecánico/químico que une fluorosilicatos de sodio o magnesio a los cristales de la superficie de suelos calcáreos. Suelos de mármol, travertinos, terrazo y rocas sedimentarias son todos cristalizables, directamente tras la colocación y el pulido abrasivo o siempre que sea necesario restaurar y recuperar su aspecto original.
El proceso debe llevarse a cabo por un profesional experto en suelos de piedra natural y mármol utilizando una máquina rotativa monodisco, disco de lana de bronce o acero inoxidable y productos a base de fluorosilicato.
Cristalizador de uso doméstico
Mosaic ofrece un cristalizador de uso doméstico más fácil de usar y no tóxico (sin fluorosilicatos). Se aplica igualmente con máquina rotativa monodisco y disco de fibra o lana de acero inoxidable. Contacte nuestro servicio al cliente para más información.
Limpieza y mantenimiento regular
Fregar con agua y jabón neutro. El jabón natural neutro limpia y nutre el Granito a la vez que lo protege. No usar productos de limpieza agresivos o productos alcalinos y ácidos que atacan los suelos calizos. Añadir de vez en cuando cera incolora para mármol en el agua de fregado realza los colores, crea una pátina y protege el suelo.

Limpieza con máquina rotativa y disco de fibra Para limpiar y decapar un suelo muy sucio usar una pulidora abrillantadora rotativa de diámetro grande con disco de fibra duro (negro y marrón), agua y jabón neutro o decapante no ácido. Enjuagar bien para eliminar los residuos de la abrasión. Mosaic ofrece un limpiador de restos de obra y un limpiador de manchas domésticas. Hay empresas especializadas en alquiler de máquinas rotativas y discos de fibras.